5

NATIVA Y WWF trabajarán en Planes municipales de adaptación al cambio climático en municipios del Gran Paisaje Chaco-Pantanal

En este año, NATIVA en alianza con WWF y con los gobiernos municipales, trabajará en la construcción participativa de Planes Municipales de Adaptación al Cambio Climático (PMACCs), en los municipios de Roboré, San Matías, Puerto Quijarro, Puerto Suarez y Charagua; que son parte del Gran Paisaje de Conservación Chaco-Pantanal-Chiquitanía. NATIVA viene facilitando estos procesos de planificación municipal de adaptación climática desde el 2012 y ha sistematizado esta experiencia en el método SICCLIMA que también se aplicará en el Gran Paisaje.

El Gran paisaje de conservación Chaco-Pantanal-Chiquitanía, constituye un conjunto de ambientes de estas ecorregiones, naturalmente conectados e interdependientes con varios procesos ecológicos compartidos, que transponen los límites nacionales, configurando un territorio compartido entre Bolivia, Brasil y Paraguay­, que integra las áreas protegidas de mayor superficie y en mejor estado de conservación de estas ecorregiones. La problemática ambiental de esta región es provocada por la expansión de los negocios globales de soja, carne bovina, minería y proyectos de infraestructura de transportes (corredores bioceánicos terrestres y fluviales) principalmente. Durante los últimos años, el cambio de uso del suelo, ha hecho frecuente la ocurrencia de incendios forestales de gran magnitud, con graves consecuencias ambientales, afectando también a las áreas protegidas.

Esta problemática ambiental interacciona con los impactos locales del cambio climático, como son los cambios en las precipitaciones, la ampliación de la época seca, el incremento de la temperatura y de la radiación solar, etc., todo lo cual se traduce en pérdidas y empobrecimiento. En este contexto, es una prioridad urgente que los gobiernos locales adecuen su planificación incorporando estrategias de adaptación, que respondan eficientemente a la problemática climática y ambiental, compatibilizándolas con los aspectos socioeconómicos.

Entre los beneficios de contar con un Plan Municipal De Adaptación Al Cambio Climático (PMACC), está el que las inversiones se organizan dirigiéndolas a beneficiar a poblaciones y medios de vida más vulnerables; además se aporta a la construcción de resiliencia y se promueve una cultura institucional que toma en cuenta la afectación y la adaptación climática en el desarrollo local; con una baja inversión. Por otro lado, contando con el PMACC, también se fortalece la gestión municipal, con mayores perspectivas de alianzas de trabajo y de captar nuevos recursos que refuercen su capacidad de inversión.

Por otro lado, este proceso de adaptación municipal en el gran paisaje puede contribuir a generar estrategias comunes y consensuadas entre estos gobiernos locales, para la gestión integral y sostenible de la cuenca alta del río Paraguay y Pantanal bolivianos.

Añadir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *