guadalquivir

NUESTROS PULMONES VERDES Y FUENTES DE AGUA EN PELIGRO DE DESAPARECER

Bolivia es un país en constante tensión por los permanente conflictos políticos de un lado y del otro, de un color y del otro. Es decir, el tiempo que se gasta en las batallas meramente políticas es mas del 70% de tiempo que duran las gestiones, y creo que somos generosos, tal vez sea más; batallas que además se llevan gran parte del presupuesto de los bolivianos.

Mientras se producen esas batallas, la ciudades  y provincias sufren otros males, que en muchos casos se asumen de manera normal y resignada, entre ellos se encuentra el  avance de la mancha urbana como una topadora que no deja nada alrededor más que basura y contaminación, y que genera impactos ambientales y sociales que se reflejan en el aumento de las temperaturas, menos agua, más granizadas, mas lluvias cortas pero devastadoras, más enfermedades, más asentamientos en zonas vulnerables o protegidas que amplían el umbral de la pobreza,  más violencia, abandono e inseguridad, donde las mujeres y los niños son los más vulnerables… en fin es larga la lista de efectos negativos.

Tarija no es la excepción; pero hay que recalcar que muchas de las zonas y sitios que tienen importancia y valor ambiental por ser fuentes de agua, por su belleza escénica y/o paisajística, por su fragilidad  o vulnerabilidad ante deslizamientos, por tener servidumbres  ecológicas naturales o ser  zonas que permiten mitigar los efectos del cambio climático y permiten regular el clima, etc., fueron, de manera acertada, reconocidas como sitios de protección en los instrumentos de gestión y planificación del territorio y uso del suelo municipales, cuyo respeto y cumplimiento tiene respaldo de leyes vigentes; es decir que son de cumplimiento obligatorio.  En consecuencia, a momento de definir bajar un cerro, desmontar un bosque, cambiar el uso del suelo, desviar el curso de una quebrada, realizar un asentamiento humano en un bosque natural, planificar un loteamiento y/o urbanización en tierras rurales aptas para la agricultura, o vender lotes de 300 mts 2 en zonas de tierras calificadas por Ley como pequeña propiedad que no permite fraccionamiento; etc., se deben tener en cuenta estas leyes y asegurarse que se utilicen y cumplan, por encima de los intereses de algunos particulares; pues hay un bien mayor que debe primar y el derecho colectivo.

Desalojo de asentamientos en Aranjuez en 2013

Desalojo de asentamientos en Aranjuez 2013

Seguramente existirán vacíos legales o normas que recién se están colisionando, lo cual dificulta definir cuál aplicar, pero en estos casos también hay alternativas legales que permiten resolver los conflictos, y a ello se debería incluir la voluntad política de las autoridades de turno para contribuir en la búsqueda de soluciones y restauración del estado de derecho.

A continuación, mencionamos algunas de las zonas y sitios que en menos de una década han sido transformados en la ciudad de Tarija y sus provincias, no obstante su gran valor ambiental, turístico y productivo, y que en su mayoría son parte de la cuenca del río Guadalquivir:

  • Zona de amortiguamiento externa de la Reserva Biológica de la Cordillera de Sama, la cual está siendo loteada, poniendo en gran riesgo la principal fuente de agua de la ciudad de Tarija y las provincias Méndez, Avilez y Uriondo.
  • Alto Senac, que es una zona de protección clasificada como tal en los planes de ordenamiento territorial, muy cercana a las fuentes de agua provenientes de la Cordillera de Sama, y que está siendo totalmente alterada con los loteamientos, desvío y tapado de quebradas y movimiento de tierras que están ocasionando la bajada de los cerros.
  • Área Protegida Municipal Bosques de Aranjuez, importante bosque urbano declarado por Ley, que fue clasificado como zona de protección en el Plan de Ordenamiento Territorial y que cumple una función ambiental importantísima de protección al río Guadalquivir. La misma fue avasallada y ahora reducida en su extensión para dar paso a nuevos barrios con planimetrías aprobadas.
Bosques de Aranjuez antes de los asentamientos

Bosques de Aranjuez antes de los asentamientos

Bosques de Aranjuez después de los asentamientos

Bosques de Aranjuez después de los asentamientos

  • Zona de la Matara y el Portillo, son zonas rurales donde se expandió la producción de vid, siendo objeto de importantes inversiones por parte de la empresa privada, que además generó fuentes de trabajo, pero que está siendo afectada por nuevos loteamientos y urbanizaciones, modificando el uso del suelo y alterando la belleza escénica y paisajística de la zona.
  • Tolomosa, zona turística rural con importantes fuentes de agua, además de ser una zona productiva que está siendo amenazada por el cambio de uso del suelo, para loteamientos y urbanizaciones.
  • Las Quebradas y torrenteras que cruzan la ciudad de Tarija, zonas con una increíble belleza natural por sus árboles nativos, están actualmente convertidas en basureros. No obstante que el Gobierno Municipal y algunas organizaciones de la sociedad civil y voluntarios realizaron, el anterior año y este, masivas campañas de limpieza para su recuperación, aun persiste el egoísmo y noimportismo de la gente que continúa botando basura y escombros, asumiendo de manera natural que son basureros, bloqueando la función ambiental de esos espacios naturales.
  • Río Guadalquivir que, en todo su recorrido, sobre todo por la ciudad de Tarija, ha sido cercado y de él solo queda el recuerdo; ahora está contaminado por agrotóxicos, basura, escombros, aguas residuales no tratadas, explotación irracional de áridos, construcciones que no respetan los aires de ríos establecidos por la Ley, etc. Una de las pocas experiencias positivas es la de la Empresa Aranjuez, que tomó la iniciativa al recuperar, reforestar y mantener la ribera izquierda del rio con un bosquecillo de especies nativas. Esperamos que eso se mantenga, porque ayuda en la salud ambiental del río y de la población.

Todos los pulmones verdes mencionados, y que no son los únicos, están a punto de desaparecer. Como ya se expresó muchas veces, Tarija es aún una ciudad intermedia que tiene tiempo de ser restaurada, recuperada, atendida, cuidada y querida con buenas medidas ambientales y buenas decisiones políticas. Por favor, decidamos por lo importante.

Añadir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *