GOPR0964 web

Megaincendios en la Chiquitanía y el Chaco Boliviano

Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano (FCBC) & BOMBERS de Catalunya

A partir del 2016 comenzaron a registrarse en el planeta incendios de una magnitud sin precedentes. Alimentados por el cambio climático, este nuevo tipo de incendios alcanza escalas que superan la propia ciencia, que está en proceso de entender, medir y pronosticar esta “nueva especie” de fenómeno, que es nuevo también para los ecosistemas y las poblaciones humanas cuya fuerza y tecnología para controlarlos ha sido rebasada. Eventos de este tipo se han registrado en Australia, Portugal, California, Chile y la Chiquitania- Chaco en Bolivia; esta última, registrada el 2019, es considerada la de mayor intensidad y rapidez de desplazamiento en el planeta. Esta aseveración, se dio en un Webinar organizado por la FCBC en conjunto con BOMBERS de Catalunya, el 2 de julio de 2020.

El año 2019, una vez conocida la manifestación de Megaincendios o Tormentas de fuego en el sur del Bosque Seco Chiquitano, la FCBC, a través del Programa de Estudios del Bosque Seco Tropical, comenzó a interactuar con Marc Castellnou de BOMBERS de Catalunya y Experto de la Unión Europea reconocido en ámbito de  megaincendios. Producto de esta sinergia institucional y trabajo conjunto, es que se ha venido aportando al conocimiento global de este tipo de eventos que salen de los rangos y parámetros de los incendios forestales “normales” conocidos en el planeta y en el que los Bosque Secos Tropicales tienden a ser los más vulnerables.

Según Castellnou (2018), los incendios forestales están evolucionando y son cada vez más intensos e incontrolables para los medios de extinción conocidos. Los grandes incendios han generado consecuencias sociales, económicas y ambientales hasta ahora desconocidas, como se ha observado en los incendios de Grecia (2018), Portugal (2017), Italia (2017), Francia (2017) o España (2017), y otros países o regiones como Canadá (2016), Chile (2017) o California (2017 y 2018).

Los incendios de sexta generación liberan tal cantidad de energía que son capaces de modificar la meteorología de su entorno generando columnas de convección que al enfriarse en altas capas de la atmósfera se desploman en forma de “tormenta de fuego” que multiplica los focos y extiende las llamas a una gran velocidad.

El umbral de la capacidad de extinción está en una intensidad de 10.000 kilovatios/m, los incendios de sexta generación como el de Portugal, por ejemplo, alcanzaron una intensidad media de 138.000 kW/m y un pico de 238.000 (Castellnou, 2018). Esto evidencia que estamos ante una nueva generación de incendios claramente vinculados al cambio climático y que provocan auténticas tormentas de fuego (WWF, 2018).

Son propensos a este tipo de eventos, ecosistemas estresados, que no soportan más el espacio en que viven y necesitan cambiar (Castellnou, 2018), una tipología de incendios cuya libre intensidad permite dominar la meteorología del área envolvente, creando condiciones extremas de tempestad y propagación (Salgueiro et al., 2018). Un ejemplo de este tipo de incendios es el ocurrido en California, donde la catástrofe de Paradise ha superado la de Portugal de junio y octubre del 2017 (Salgueiro et al., 2018).

Tormentas de fuego en la Chiquitania y Chaco

Incendio forestal, Zona de Limoncito, Roboré, Bolivia. Foto: FCBC.

Incendio forestal, Zona de Limoncito, Roboré, Bolivia. Foto: FCBC.

El 2 de julio de 2020 a manera de presentar resultados preliminares del trabajo conjunto entre FCBC y BOMBERS de Catalunya, se organizó un Webinar sobre Megaincendios en el que participó Marc Castellnou junto a otros panelistas. Aquí presentamos extractos de su intervención que, a afectos divulgativos, ayudan a entender este tipo de eventos para la toma de decisiones. La intervención de Marc en dicho Webinar está disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=1DA09jm48eo.

Antecedentes

  • La historia de los Megaincendios inicia en Chile el 2017, en Las Máquinas, que es cuando comenzamos a hablar de incendios de sexta generación que ocasionan las tormentas de fuego. En el caso de Las Máquinas, se comenzaron a ver los primeros incendios grandes, pero no con la frecuencia con la que se están dando ahora.
  • En Portugal el 2017, tanto en junio como en octubre, se trabajaron los primeros ajustes a los modelos de análisis que fueron mejorados durante el 2018 y 2019. El incendio de Portugal del 2017 generó preocupación en la Unión Europea, dado que no había capacidad para extinguir un incendio de esta magnitud y que se manifestó en zonas urbanas pobladas.
  • Los aprendizajes de lo sucedido en Chile y Portugal nos indican que el cambio climático y el aumento constante de la temperatura media está generando que los bosques estén cada vez más estresados, produciendo más carga de combustible que van a determinar incendios más intensos producto de condiciones meteorológicas cada vez más extremas, de modo que es un escenario que se retroalimenta y va generando este tipo de incendios.

El Megaincendio “Roboré”

  • Lo que sucedió en la región sur de la Chiquitania en el Megaincendio que se ha denominado “Roboré”, repite 5 veces en un mes lo que sucedió una vez tanto en Chile como en Portugal y eso lo hace excepcional. Debido a ello, el foco global se posa sobre este caso, que ha servido para probar y ajustar herramientas de análisis, dado que:

 

“Este tipo incendios no se pueden simular o no se pueden predecir porque no responden a los modelos de propagación que tenemos en vigor”

 

  • Es por ello que los simuladores y modelaciones predictivas vigentes no funcionan y no tenemos el conocimiento suficiente a la luz actual, de ahí que la comunidad global de incendios se ha volcado a entender la dinámica de este tipo de megaincendios. Así, en el ámbito académico, el megaincendio Roboré es el que permite validar la mayor parte de las herramientas y los modelos que se comenzaron a trabajar el 2017 con los eventos de Chile y Portugal y que fueron aplicados a la hora de hacer seguimiento al incendio “Roboré” para apoyar a los equipos de la Unión Europea y Naciones Unidas que hacían esta labor en el 2019.
  • Esta experiencia se la publicó en la revista WildFire que pone a Bolivia y Sudamérica en el foco como parte de los grandes incendios, y es que la gran parte de los megaincendios se está jugando en estas latitudes entre Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay y donde se están viendo cambios cada vez más rápidos.
  • Algo novedoso en términos científicos es que el Megaincendio “Roboré” permitió seguir la formación de los pyrocumulonimbus o tormentas de fuego, algo que en Chile se intuyó pero no se vio y que en Portugal se observó, pero que no se estaba en condiciones de entender.
  • A nivel global si se consideran los últimos años, Bolivia junto con Portugal tienen las carreras de propagación más rápidas en 12 horas, es decir los crecimientos más rápidos registrados globalmente y Bolivia, el 2019, en comparación con Australia, Argentina, Portugal y Chile, es el más rápido a nivel global y que ha repetido más veces los eventos de tormenta de fuego comparado con otros, lo que a su vez marca un cambio, todo esto, aunque no haya ocupado las portadas y titulares en los medios del mundo.

“El Megaincendio en la Chiquitania, es el incendio más importante a nivel global, porque ha sido el incendio más rápido, más intenso y que ha repetido más veces los procesos de tormentas de fuego o incendios de sexta generación.”

  • El megaincendio denominado “Roboré” se repitió cinco veces en un mes, lo que no se vio en los incendios de Chile y en Portugal, enfatizando que eso es lo que hace la excepción y explica el por qué el foco global de los expertos se dirige a este incendio.

“Este tipo de incendios no se pueden simular, no se pueden predecir, porque no responden a los modelos de propagación que tenemos en vigor.”

  • El límite de capacidad de resistencia de un bombero capacitado y equipado a la intensidad del fuego está en los 10.000 kilovatios/por metro lineal de llamas, encima de este parámetro el cuerpo del bombero comienza a sufrir quemaduras de segundo grado. Es decir, que cuando el incendio está por encima de esta intensidad, automáticamente estamos fuera de la capacidad de extinción. Un megaincendio puede pasar los 90.000 kilovatios/metro, todo esto según la disponibilidad de combustible (materia seca en el bosque).
  • Si bien la generación de megaincendios generalmente la atribuimos al cambio climático, hemos aprendido que por mucha meteorología extrema que tengas, dependerá al final del combustible disponible.

“Entonces no es un tema de meteorología es un tema de carga de combustible”. “La sobrecarga de combustible le va a dar al incendio sobrecarga de intensidad”

¿Cuál es la perspectiva ante escenarios que inevitablemente determinarán cambios producto de estos megaeventos que salen de los esquemas conocidos?

“Todas las prácticas de conservación son necesarias, pero no para frenar el cambio; el cambio se va a dar sí o sí; cuanto más nos enfrentemos al cambio, más drástico va a ser el momento de cambio, eso es algo que tenemos que entender y readaptar.”

A decir de Castellnou, como los ecosistemas deberán adaptarse al cambio climático, cambiarán; y cualquier cosa que se haga para tratar de mantener “estático” a un ecosistema, no funcionará:

“No podemos pensar que como especie humana vamos a parar el planeta para que nada cambie, va a cambiar todo y tenemos que entender ese bosque para ayudarlo a cambiar.”

Megaincendio “Roboré” que se extendió hacia el sur, cruzando toda el área protegida Ñembi Guasu. El gráfico muestra la magnitud del Megaincendio bautizado como “Roboré” y que entre agosto y septiembre de 2019 llegó a afectar cerca de las 90.000 ha. por día, cifra récord a nivel global cuando sabemos que en su momento en el 2017/2018 las cifras de los llamados entonces megaincendios eran entre 30.000 y 40.000 ha. por día.

REFERENCIAS

CASTELLNOU, M.; LARRAÑAGA, A.; MIRALLES, M. & MOLINA, D. 2010. “Escenarios de incendios forestales: aprender de la experiencia”. En: Hacia la gestión integrada de incendios, Nº 23, pp. 121-133.

CASTELLNOU, M. 2018. “Los incendios de sexta generación son más difíciles de controlar y afectan a medio planeta”. En: La Vanguardia, la actualidad del medio ambiente, 17 de agosto de 2018.

CASTELLNOU, M, L. ALFARO, M. MIRALLES, D. MONTOYA, B. RUIZ, T. ARTES, L. BESOLD, J. BRULL, F. RAMIREZ, M.A. BOTELLA, F. MARTINS, M. BACHSFICHER, J. VENDRELL, M. A. BOTELLA & S. PURDY. 2019. Field journal: Bolivia. learning to fight a new kind of fire. In: Wildfire, 28:5 (26-34).

MAILLARD, O., AZURDUY, H., BACHFISCHER, M., CASTELLNOU, M., CORONADO, R., . ANGULO, S., & FLORES, R. 2020. Aportes a la evaluación de severidad de quemas en la Chiquitania. Incendios 2019: integrando tres estudios de caso, Alta vista, Laguna Marfil y Ñembi Guasu. FCBC, Santa Cruz, Bolivia, 50 pp. https://www.fcbc.org.bo/documentos/

SALGUEIRO, A; CASTELLNOU, M. & PICOS, J. 2018. “California, Portugal y Galicia, víctimas de incendios 6.0”. En: el País, la actualidad del medio ambiente, 23 de noviembre de 2018

WWF. 2019. El polvorín del noroeste. Informe. Propuesta ibérica de WWF España y ANP / WWF Portugal para la prevención de incendios.

Añadir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *