pitahaya4

SE LANZA AL MERCADO DE VILLA MONTES, UNA LÍNEA DE HELADOS FABRICADOS CON FRUTA NATIVA DEL CHACO, COMO SON LA ULALA, LA PITAHAYA Y EL MISTOL

Con los helados de Ulala, Pitahaya y Mistol, Chocolates Boni tiene un objetivo, dar a conocer el potencial y la exquisitez de las frutas del bosque seco chaqueño

Mónica Buendía, una emprendedora Villamontina, es propietaria de la marca “Chocolates Boni”, ella con el apoyo de su esposo Pietro Bellot y sus hijos, recolectan y cosechan de manera sostenible en las comunidades rurales estas frutas nativas y exóticas y las transforman en deliciosos helados, productos con sello chaqueño que ya se encuentra a disposición de la población en restaurantes y tiendas de nuestra ciudad benemérita.

Según nos indica, los helados son “100% naturales, sin azúcar añadida, sin conservantes ni colorantes artificiales y con gran entusiasmo nos dice que, gracias a la magia de la tecnología, ya recibe pedidos de otras ciudades del país.

La ulala y la pitahaya, son cactáceas cuyos frutos son muy apetecidos por los pueblos indígenas y campesinos de nuestro territorio chaqueño; y se los considera superfrutos, por cada uno de los componentes nutricionales que los identifican y magnifican. Por un lado, tienen vitaminas A, B, E y C y minerales como el calcio, fósforo, hierro y magnesio; además de alto contenido en fibra y agua, siendo antiinflamatorio y antioxidante. Adicionalmente, posee proteína vegetal y protege las células del cerebro, lo que consecuentemente fortalece al sistema inmunológico.

La familia Bellot Buendía, nos comenta que esta idea innovadora surge como parte de la experiencia de ser miembros activos de la Plataforma de Turismo y Medio Ambiente de Villa Montes, un movimiento que promueve la conservación y manejo sostenible del bosque chaqueño, la mitigación de los efectos del cambio climático y que en lo particular, ayuda a las comunidades indígenas a darle valor a sus recursos naturales, que por cierto, se encuentran amenazados, ya que la deforestación ha acabado con un gran porcentaje de sus bosques, y lo más preocupante es que si este problema ambiental sigue en ascenso, este frágil ecosistema alcanzaría sus límites de regeneración.

Por ello, los Bellot Buendía están convencidos de que todo recurso que se extraiga de nuestros bosques, debe partir de un enfoque de manejo sostenible, lo cual implica una mirada de largo plazo, donde haya una participación genuina de las comunidades originarias que habitan estos espacios y que tienen una cultura que debemos apoyar a conservar ya que ellos son, y siempre lo han sido, los verdaderos guardianes del bosque.

Deja un comentario