Pablo-Canedo-Gran-Chaco

Gran Chaco americano; la región geoestratégica por la presencia de voluntades institucionales

Pablo Canedo, un embajador del Gran Chaco Americano

«Ha sido un verdadero éxito desde el punto de vista de actores que componen la sociedad civil, los pueblos originarios, organizaciones no gubernamentales (Ong’s), el mundo empresarial y los gestores públicos».

Así ha calificado el Encuentro Mundial del Gran Chaco Americano el encargado de negocios de Bolivia en Washington, Pablo Canedo, en una entrevista exclusiva con «El Chajá».

Ha destacado que, a diferencia de otros encuentros, la participación del sector público ha sido muy relevante. Fueron más de una veintena de autoridades entre alcaldes, gobernadores, vice gobernadores y legisladores de los tres países que han estado presentes a la cabeza del foro de representantes del Gran Chaco Sudamericano.

«En el corto tiempo en el que hemos podido aliarnos los que estamos en gestión pública y el enorme trabajo desplegado por Redes Chaco y todo el equipo que ya ha venido construyendo tanta actividad en la región, se ve un horizonte muy prometedor, recordando además que el Foro llegó a Washington hizo un desembarco estratégico tomando contacto con las instituciones y las representaciones directas para que cobre una visibilidad aún mayor», señala Canedo.

Del primer encuentro al IV Encuentro Mundial del Gran Chaco hubo un avance importante en la presencia y participación del sector público en las articulaciones y demandas generadas desde los eventos sectoriales propiciados por Redes Chaco y que han generado una visibilidad gradual desde los organismos internacionales a la región.

«La complementariedad de los actores es lo que ha garantizando a los organismos internacionales, donde están todos involucrados, credibilidad. Si solamente fuera un grupo aliado de políticos, la propia naturaleza que tiene el sector evitaría caer en la sociedad civil, o si fueran solo ONGs no tendrían una mirada de la gestión pública entonces. El estar todos presentes, es el modelo de éxito para cualquier cosa», añade Canedo.

En este proceso de mirar a la región del Gran Chaco Americano como una de las regiones más importantes de Sudamérica luego de la Amazonia, se da una valoración importante por parte de los organismos internacionales que se habría ido gestando en los últimos años y que ha favorecido la pluralidad de actores que están trabajando de manera mancomunada en la región, un escenario que el encargado de Negocios de Bolivia en Washington adjudica a la pluralidad de actores.

Sin embargo, para Canedo todavía habría un vacío en la representación académica: «para el próximo encuentro es imperante que la mayoría de la casa de estudios superiores de la Región del Gran Chaco y sus capitales estén presentes, especialmente las relacionadas al agro, antropología y sociología, dada la cantidad de pueblos originarios existentes en la región», argumenta.

Otro de los aspectos a destacar en este Encuentro Mundial es la participación de Brasil por vez primera en un encuentro Mundial del Gran Chaco. Hay que recordar que el 5% del territorio del Gran Chaco Americano está en territorio brasilero.

Desde que Pablo Canedo ha asumido la Dirección de la OTN para luego encarar un nuevo cargo en el exterior, no solo es considerado como un embajador de Bolivia en el país del norte, sino del Gran Chaco Americano por el involucramiento en la problemática de la región y la búsqueda de soluciones de manera trinacional, sumando y coordinando con los gobiernos y actores locales.

Uno de los aportes desde Estados Unidos a la región, fue la de hacer gestiones que puedan generar encuentros entre el Foro del Gran Chaco Sudamericano con Organismos Internacionales y Universidades de ese país.

«Hay que organizar lo de mayo, hemos establecido con el Foro estar todos los mayos posibles en Washington para darle seguimiento y generar más contactos con el mundo de las organizaciones ambientales. Hay que ponerle mucha atención a la relación con las universidades americanas que puedan ver en torno al chaco, promoviéndolo como una región geoestratégica por la presencia de voluntades institucionales que puedan construir infraestructuras de orden trinacional o binacional», culmina.

Para el diplomático se debe continuar trabajando, especialmente en la construcción de una estructura que permita pensar en la autosustentabilidad y gestión para la captación de recursos, ya que las necesidades y demandas de la poblaciones en la región van a continuar y para lo cual hay que tocar todas las puertas.

Deja un comentario