Cámaras trampa en el Gran Chaco: El método actual para la identificación de fauna

Dentro del proyecto Monitoreo de Mamíferos en el Área de Gestión Compartida a través de Fototrampeo en El Municipio de Villamontes, Provincia Gran Chaco, Departamento de Tarija, Bolivia NATIVA trabaja para tener un inventario de la riqueza o diversidad específica dentro del área de gestión compartida, datos que nos ayuden a diseñar acciones en beneficio de la conservación del Chaco.

Ese trabajo que inició hace dos meses ya que se puede obtener algunas agradables sorpresas de la fauna existente en la llanura chaqueña. La información procedente de las cámaras se almaceno en un computador portátil que se llevó al campo para recolectar los datos. Para posteriormente ser almacenados en un disco externo.

“Se identificaron 13 especien entre las cuales se observan osos hormigueros, chanchos del monte entre el solitario y tropero, tapir, conejo de los palos, corzuela colorada, gato montés y puma entre otros de importancia.El estudio también revela la presencia de animales domésticos en la zona pudiéndose evidenciar que la diferencia de tiempo entre las fotografías de ganado vacuno y fauna silvestre no son muy alejados” señala Juan de Dios Garay, biólogo y técnico de Nativa responsable para este trabajo.

Lograr el inventario es algo básico para manejar la diversidad y variedad de especies, dentro de un hábitat o una región, es decir en el caso del proyecto, los tipos de animales que existen en el territorio.

La riqueza de especies es el término que se le atribuye al número de especies diferentes en un área determinada, su importancia radica en que contribuye al equilibrio del ecosistema, manteniendo limpios el aire y el agua.

En el presente monitoreo los registros fotográficos obtenidos se tabularon, y se hizo la clasificación de especies, los individuos de las especies fotografiadas fueron identificados por medio de claves taxonómicas.

Las cámaras trampa se han convertido en una herramienta importante desde su desarrollo a comienzos de 1980 para el monitoreo de especies crípticas, con bajas densidades y difíciles de observar cubriendo además un amplio rango de ambientes que otras metodologías no permiten.

Este método es usado para múltiples propósitos, desde identificar individualmente especies hasta para evaluar tamaño de poblaciones y varios aspectos de su ecología y comportamiento; lo anterior, convierte el uso de cámaras trampa en una de las más importantes y versátiles metodologías para los estudios de investigación biológica con fines de conservación.

Esta técnica para estudios de vida silvestre, se basa en el uso de cámaras fotográficas con sensores térmicos que permiten fotografiar animales que pasen en frente de este dispositivo. El método consiste en colocar cámaras trampa en estaciones de muestreo preseleccionadas (al azar o sistemáticamente), sobre transectos o senderos que utilizan los animales.

Con esta herramienta se puede distinguir y confirmar la presencia de especies difíciles de reconocer por sus huellas u otros indicios, y permiten realizar estudios de comportamiento, patrones de actividad, estimación poblacional, entre otros.

 

Deja un comentario